Buscar este blog

Cargando...

viernes, 29 de agosto de 2014

El mix del desarrollo: Gestión del Talento y Coaching Ejecutivo

¿Podemos hablar de coaching sin hablar de talento en las organizaciones?

 
Cuando uno revisa las definiciones de coaching y de talento se sorprende de la cercanía de las mismas, aunque encontramos profesionales en las organizaciones que hablan del coaching sin relacionarlo con estrategias de gestión del talento. Sin embargo, parece que el concepto coaching organizativo o ejecutivo supone un concepto tan amplio que incluso ha llegado para algunos especialistas a cubrir o equiparar al de gestión del talento.
Personalmente creo que cuando hablamos de gestionar el talento estamos hablando del individuo que quiere mejorar en una de sus áreas o competencias profesionales, y por lo tanto, como nos dice el sentido común debemos saber de dónde partimos para plantear un objetivo de mejora. En este sentido, el coaching es una herramienta perfecta al encajar en el planteamiento de la gestión del talento, sobre todo desde la potencia que tiene su baja o nula intervención directiva. De hecho, ambos conceptos conllevan dos dimensiones, la potencialidad del profesional y su rendimiento. Hasta aquí podemos hablar de similitudes.
Por otro lado, la gestión del talento en las organizaciones abarca mucho más que el coaching como herramienta de desarrollo profesional. En este sentido, podemos decidir utilizar herramientas como el mentoring de gran poder en el aprendizaje y que mediante esquemas de la socialización, exposición e imitación, puede suponer un gran crecimiento profesional. También podemos hablar de técnicas como el outdoor training para fomentar un cambio de actitudes en equipos o en individuos a través de metáforas vivenciales. O también trabajar entrenamiento directivo desde el concepto puro de entrenar, practicar habilidades, bien en inteligencia emocional, en toma de decisiones o en cualquier otra área. Quizás, en realidad, de lo que hablamos es que precisamente es el mix del desarrollo organizativo el que ayuda a poner en el sitio al coaching ejecutivo dentro de la estrategia. Y así, no es lo mismo trabajar a un “recién promocionado” que puede necesitar tanto mentoring como coaching, entre otras, como a un “high potential” que puede requerir coaching en la eficiencia de su toma de decisiones. Dentro de los programa de gestión del talento es precisamente la ubicación de los profesionales en estos programas la que decidirá cuál debe ser la estrategia a seguir.
Así también, el coaching puede traspasar la dimensión de la herramienta y ser contemplada como una actitud del profesional o un valor en la organización. Desde esta perspectiva estaríamos dándole al coaching un protagonismo en toda la organización donde el sistema de aprendizaje organizativo es precisamente a través de una potenciación de los profesionales con baja intervención directiva. Este idealismo del coaching en el mundo de las organizaciones puede ser realmente efectivo pero en muchos casos poco eficiente. Esto es debido a que por ejemplo, en determinadas situaciones, una socialización inconsciente a través del mentoring puede dar lugar a una transferencia de gran calado en el aprendizaje y ser mucho más eficiente al hacerse en un tiempo muy corto. Otra cosa es establecer una competencia genérica u organizativa que prime la autonomía y el desarrollo profesional desde al propio aprendizaje y que la denominemos coaching o orientación al coaching, y que por lo tanto tenga un gran valor al mandar un mensaje a la organización y a sus profesionales sobre la naturaleza de la relación directiva.
En todo caso, el coaching es una herramienta de gran poder que a todos los que la usamos y respetamos en profundidad nos sigue sorprendiendo continuamente. Quizás necesitamos más tiempo para poco a poco entender todas las implicaciones que supone esta herramienta y hasta su evolución conceptual para llegar a ser una actitud ante la vida.
Lo que sí que está claro es que la actitud del coach y su percepción del coaching condiciona sus resultados en las organizaciones, tal y como demuestra el último estudio que he desarrollado junto con Fernando Chornet y que en breve publicaremos en una revista internacional (investigación subvencionada por AECOP). Por eso, es tan importante seguir trabajando en la profesionalización de la figura del coach y profundizar en los mapas mentales de todos aquellos que hacemos que esta profesión se dignifique cada vez más de cara a la sociedad.
Con respecto al gestor del talento que normalmente es alguien vinculado al departamento de recursos humanos, quizás el matiz organizativo es realmente importante. De hecho, una de las estrategias fundamentales que pretenden muchas organizaciones es precisamente hacer de la organización un sistema que, de por sí, estimule el aprendizaje fomentando el desarrollo de potenciales y consiguiendo un mayor rendimiento. Sin olvidar el desarrollo del talento individual en todas sus áreas, tenemos que contemplar las estrategias de alto rendimiento en la organización para que cualquier individuo sea captado, desarrollado y fidelizado desde la mentalidad del talento.
Por supuesto, el gestor del talento debería ser una persona conocedora y en gran sintonía con el coaching ejecutivo pero, como hemos comentado, también con otras herramientas.

En todo caso, no hay verdades ni convicciones, pues como decía Ortega las más arraigadas son las más sospechosas y nuestro límite o prisión.

Roberto-Luna-Arocas 

Autor: Roberto Luna Arocas
Autor de “Despierta el talento” (LID Editorial, 2011) y ponente de LID Conferenciantes.
Catedrático de Universidad, Experto en Recursos Humanos, Presidente de AECOP Levante y Miembro de la Junta Directiva de AEDIPE

Fuente: www.portaldelcoaching.com

martes, 15 de julio de 2014

La Gerencia Moderna: El Mejoramiento Continuo

La excelencia ha de alcanzarse mediante un proceso de mejora continua. Mejora, en todos los campos, de las capacidades del personal, eficiencia de los recursos, de las relaciones con el público, entre los miembros de la organización, con la sociedad y cuanto se le ocurra a la organización, que pueda mejorarse en dicha organización, y que se traduzca en una mejora de la calidad del producto o servicio que prestamos.

Alcanzar los mejores resultados, no es labor de un día. Es un proceso progresivo en el que no puede haber retrocesos. Han de cumplirse los objetivos de la organización, y prepararse para los próximos retos.
Lo deseable es mejorar un poco día a día, y tomarlo como hábito, y no dejar las cosas tal como están, teniendo altibajos. Lo peor es un rendimiento irregular. Con estas últimas situaciones, no se pueden predecir los resultados de la organización, porque los datos e información, no son fiables ni homogéneos. Cuando se detecta un problema, la respuesta y solución, ha de ser inmediata. No nos podemos demorar, pues podría originar consecuencias desastrosas.

La mejora continua implica tanto la implantación de un Sistema como el aprendizaje continuo de la organización, el seguimiento de una filosofía de gestión, y la participación activa de todo las personas.

Las empresas no pueden seguir dando la ventaja de no utilizar plenamente la capacidad intelectual, creativa y la experiencia de todas sus personas. Ya se ha pasado la época en que unos pensaban y otros sólo trabajaban. Como en los deportes colectivos donde existía una figura pensante y otros corrían y se sacrificaban a su alrededor, hoy ya en los equipos todos tienen el deber de pensar y correr. De igual forma como producto de los cambios sociales y culturales, en las empresas todos tienen el deber de poner lo mejor de sí para el éxito de la organización. Sus puestos de trabajo, su futuro y sus posibilidades de crecimiento de desarrollo personal y laboral depende plenamente de ello.

  En el siguiente diagrama se presenta el modelo Kaizen de mejora continua:





 Fuente:

jueves, 26 de junio de 2014

La Gerencia Moderna: Corrientes Filosóficas en la Gerencia


Las corrientes filosóficas son las distintas disciplinas que se aplican según la cultura en la que se vive, a lo largo de la historia de la Filosofía se han ido conformando diversas corrientes y escuelas, en todas las ramas de la Filosofía hay autores que tienen opiniones irreconciliables. 
 
Dichas corrientes se fueron formando en los distintos periodos de nuestra historia, teniendo hoy en día disciplinas complejas y otras no tanto como el idealismo, el realismo y el dogmatismo, los cuales se encuentran entre innumerables corrientes conocidas y otras desconocidas, formando estas las culturas actuales y con estas los modelos religiosos, sociales y económicos que nos rigen en la actualidad.
 
Estas son algunas corrientes filosóficas que se han creado a lo largo de la historia de la humanidad:
 
a.    El idealismo fue Leibniz quien empleó el término idealista al referirse a Platón y a otros autores para quienes la realidad es la forma o la idea.
 
b.    El realismo es el nombre que se da a una posición adoptada en la teoría del conocimiento o en la metafísica. En ambos casos, el realismo no se opone al nominalismo, sino al idealismo.
 
c.    El escepticismo es la facultad de oponer, de todas las maneras posibles los fenómenos humanos.
 
d.    El dogmatismo, la palabra "dogma" de origen griego significa doctrina fijada. Para los primeros filósofos significó "opinión". El dogmatismo es una escuela filosófica que: "Da por supuestas la posibilidad y la realidad del contacto entre el sujeto y el objeto". 
 
e.    Subjetivismo y relativismo, toda teoría del conocimiento donde el carácter de verdad se hace dependiente en una forma o, en otra, de la constitución del sujeto que conoce 
 Toda teoría que pueda afirmar que lo que es verdad para un sujeto puede no serlo para otro.
 
f.     El empirismo es un movimiento filosófico cuyas ramificaciones son múltiples. El único rasgo común a todas ellas es no admitir más que un medio de conocimiento: la experiencia.
 
g.    El racionalismo viene de la palabra latina "ratio" = razón. En general, es la concepción que ve en el espíritu, la mente y el entendimiento, el fundamento de toda relación del hombre con el mundo considerada esta relación como forma superior del pensar humano.
 
h.    El pragmatismo consiste en reducir "lo verdadero a lo útil" negando el conocimiento teórico en diversos grados; para los más radicales sólo es verdadero aquello que conduce al éxito individual, mientras que para otros, sólo es verdadero cuando se haya verificado con los hechos.
 
i.      Materialismo es una doctrina según la cual todo lo que existe no está determinado y se explica por algo superior y previo a lo experimentable y aprehendible empíricamente (Dios, espíritu, inteligencia del mundo, ideas), sino que está determinado en su ser sólo por algo material y en su comportamiento sólo por la causalidad eficiente.
 
j.      Historicismo, la historia da origen a una rica problemática, que se despliega en múltiples cuestiones. En primer lugar debemos distinguir dos aspectos: la historia como realidad y la historia como ciencia.
 
k.    Existencialismo, etimológicamente proviene de los vocablos latinos Ex–Sistere, Existentia, que significan "lo que está ahí", "lo que es". También Ex–Sistit, que es "lo que está afuera"; así, la existencia es equiparable a la realidad, lo que está "Ex" de la cosa que es.
 
l.      Positivismo es un sistema filosófico basado en la experiencia y el conocimiento empírico de los fenómenos naturales, en el cual la metafísica y la teología son sistemas de conocimientos imperfectos e inadecuados. 
 
m.   El estructuralismo es un movimiento heterogéneo que inicialmente aparece como una metodología científica, convirtiéndose luego en una ideología filosófica que pretende elaborar teorías objetivas y verificables, a través del control científico a las ciencias del espíritu. En el estructuralismo el hombre pasa de ser sujeto de la historia y de la cultura, a ser objeto que se conoce por la objetividad y la neutralidad científica.
 
n.    El liberalismo es la corriente filosófica en la cual se basa el capitalismo. Prevalece el concepto del capital como fuerza de desarrollo, en detrimento del trabajo de los asalariados.
 
o.    El socialismo utópico es aquél que fue concebido por distintos pensadores en la antigüedad (Tomas Moro, Sain Germain, Tomasso Campanella) mostraban una sociedad ideal donde existía una comunidad de bienes, que se basaba en principios solidarios, pero no mostraban el camino para alcanzarla, se limitaban a describir lo utópico.
 
p.    El socialismo científico es la teoría elaborada por Marx, en ella hace una crítica al capitalismo, analizando sus leyes internas y vaticinando su derrota en manos de un régimen social más justo.
 
q.    El anarquismo y el comunismo, en esencia son lo mismo, se basan en la abolición del estado que es visto como un instrumento de dominación de una clase sobre otra, al desaparecer las diferencias sociales, y establecerse un régimen de autogestión, el estado pierde su razón de ser. La doctrina social de la Iglesia se propone reformar al capitalismo en sus aristas más crueles, surgió como una respuesta de la Iglesia para frenar el avance del comunismo.
 
En un principio, se confundían la filosofía y la ciencia. El conocimiento, la reflexión sobre el progreso científico en general o sobre el de cada una de las ciencias, se derivaban de la esfera filosófica. La separación del campo científico debía provocar un desdoblamiento del significado de los términos que conduce actualmente a una confusión lamentable. Las teorías del conocimiento, la filosofía de las ciencias y la epistemología, utilizadas con frecuencia la una por la otra, justifican la conveniencia de delimitar sus esferas respectivas.
 
La teoría del conocimiento o gnoseología trata de los problemas del conocimiento y de las relaciones entre el sujeto y el objeto. La filosofía de las ciencias abarca una reflexión general sobre el conjunto y desarrollo de las ciencias. Y a partir del momento en que ya no son filósofos quienes se interesan por las ciencias sino los sabios, éstos, al interrogarse sobre su propio progreso científico, suscitan problemas filosóficos y se adueñan del vocabulario filosófico. Inevitablemente la filosofía reflejará el punto de vista distinto de los utilizadores y se modificará. El término epistemología nos ofrece un ejemplo patente de esta evolución. La epistemología, en su origen, se distinguía de la expresión vaga de la filosofía de las ciencias por precisión. Según André Lalande (1867-1963), designa, más que nociones generales de evolución, la epistemología designa el estudio crítico de los principios, hipótesis y resultados de las diversas ciencias, y está destinada a determinar su origen lógico, su valor y su alcance objetivo. En sentido estricto, la epistemología, en sentido estricto, es un estudio crítico hecho a posteriori y centrado en la validez de las ciencias consideradas como realidades que se observan, describen y analizan. En la práctica, estos matices se han desdibujado, pues la epistemología y la filosofía de las ciencias son términos usados indistintamente en la actualidad.
 
Sin embargo, el término epistemología sigue utilizándose en sentido restringido cuando se trata del estudio, no ya de las ciencias en general, sino de una ciencia en particular. Los franceses (en el sentido general, abstracto y filosófico del término y fieles a la etimología griega) distinguen la "gnoseología" o teoría del conocimiento, en el sentido general, abstracto y filosófico del término de, y la "epistemología" o filosofía de las ciencias; los ingleses e italianos confunden ambos términos aproximándose al sentido alemán más amplio de Erkenntis Theorie (teoría del conocimiento). Hoy, puede admitirse que se emplea el término "epistemología" para designar tanto la teoría del conocimiento y como la "filosofía de las Ciencias". Pero ello no implica que justifiquemos la utilización del término por el contexto en que se usa, pues debamos ser conscientes de la zona fronteriza de las disciplinas. Solo nuestra preocupación por el rigor científico permitirá que las ciencias humanas sean catalogadas como ciencias, no la utilización abusiva del término "científico".
 
Fuente:  http://epistemologiadelagerenciavanzada.blogspot.com/

viernes, 23 de mayo de 2014

La Gerencia Moderna: El Mentoring

El Mentoring consiste en desarrollar, cuidar, compartir y ayudar en una relacion en la que una persona invierte tiempo, know-how y esfuerzo en potenciar el desarrollo de otra persona, en el ambito de los conocimientos y las habilidades, y dar respuestas a necesidades criticas de la vida de esa persona en direcciones que preparan al individuo para una productividad mayor o un exito en el futuro>  Gordon F. Shea. “ Mentoring: Helping Employees Reach Their Full Potencial, 1994, 13) 



jueves, 8 de mayo de 2014

La Gerencia Moderna: el Coaching Ejecutivo II

Es un proceso para ayudar a los directivos de las organizaciones a desarrollar sus competencias, habilidades y capacidades para poder realizar la planificación, la gestión, la administración y dirigir la unidad donde se desempeña, con ética y responsabilidad, considerando a las personas que conforman su entorno y los objetivos de la empresa, con lo cual debe considerar en su plan.

miércoles, 30 de abril de 2014

La Gerencia Moderna: el Coaching Ejecutivo

El Coaching Ejecutivo es un proceso  cuyo objetivo tiene que ver con que el coachee alcance su máximo desarrollo personal y profesional en forma segura, libre de tensiones y desarrolle conductas duraderas para que el resultado permanezca aún después de terminar el proceso.  Los objetivos específicos son fijados por el coachee en acuerdo con el coach.

El Coaching Ejecutivo o Executive Coaching  busca ayudar al directivo  a desarrollar capacidades y competencias para  planear,  gestionar, administrar y dirigir su empresa o el departamento, división o área de negocios que esté bajo su responsabilidad con un enfoque responsable, etico y sostenible, teniendo en cuenta a las personas que hacen parte de su entorno (interesados)  y los objetivos propios de su empresa o negocio dentro de los cuales debe encuadrar su plan de acción para lograr los objetivos propuestos.

Fuente: http://www.coachingmax.com/index.php/articulos/138-team-coaching.html